Con el cierre anunciado de «Google News» en España, el espectáculo se repite, tal y cómo ocurrió recientemente en Alemania con la entidad recaudatoria VG Media y varios medios que ya sufrieron los efectos de un cierre similar:

  1. Tras mucha presión de los lobbies, el alcance de las leyes de Propiedad Intelectual se hacen aplicables a los motores de búsqueda, obligándolos a pagar por el contenido indexado.
  2. En respuesta a las peticiones de pago amenazantes e impuestas, los buscadores de noticias decidieron cerrar o reducir la visibilidad de los resultados asociados a dichos medios para evitarse problemas legales.
  3. Ante la amenazante pérdida de ingresos y visibilidad, los editores dieron a sus principales clientes – y sólo a ellos – el derecho a mostrar su contenido en los resultados de búsqueda de forma gratuita.

Hemos podido asistir al segundo acto esta misma mañana en España. Las leyes del copyright españolas difieren de la propiedad intelectual alemana aplicada a los editores de prensa en algunos aspectos, pero son comunes en su efecto devastador: crean inseguridad jurídica donde antes había seguridad (incluso si a los editores de prensa no les gustaba). En vez de beneficios para las editoriales que pudieran ser invertidos en mejorar la calidad de la información – soñar es gratis -, ahora existen nuevas barreras para entrar en el mercado de los motores de búsqueda e indexación de contenidos, así como una época dorada para los abogados especializados en derechos de autor.

Sin embargo, los feroces lobbies también están haciendo de las suyas en otros países de la UE como Austria, donde también quieren crear una ley auxiliar de copyright para los editores de prensa. El Comisario Europeo competente, Günther Oettinger, ya ha insinuado la posibilidad de introducirlo a nivel europeo. La respuesta a mi solicitud oficial a la Comisión Europea para clarificar la situación de los planes locales todavía está pendiente.

Hasta ahora, los planes de los editoriales no han tenido éxito, porque incluso con la legislación auxiliar creada, no han podido forzar a Google a actuar de la forma necesaria para que paguen; si es necesario, la empresa californiana deja de prestar su servicio o reduce la visualización de los resultados de búsqueda. Por ese motivo existe, paralelamente a las demandas de endurecer las leyes del copyright, una campaña para el título de «buscar la neutralidad del motor de búsqueda«. Si uno interpreta esta ‘neutralidad’ de la forma en que a los motores de búsqueda se les pudiera solicitar indexar cierto contenido, la evasión de un impuesto de propiedad intelectual dejaría de ser posible. La resolución no vinculante del Parlamento Europeo, como se ha mencionado en prensa posteriormente y que afirma que Google debe ser destruido, contiene dicho párrafo encaminado a imposibilitar la evasión.

Es amargamente irónico pensar que nunca en la historia ha sido tan fácil técnicamente hablando el poder compartir información a una audiencia global, y a la vez se hagan tantos esfuerzos para crear barreras artificales que eviten su propagación.

La Comisión Europea ha declarado que la reforma del copyright es una de sus principales prioridades. En el verano de 2015, se presentará un primer borrador. Si esta reforma servirá para que Europa se adapte por fin a la edad de la información, debe resolver la tendencia actual de los plantes en torno a la propiedad intelectual, para empezar a reducir las barreras de acceso digital en Europa, en lugar de construir nuevas.

En la medida en que lo permita la ley, el autor renuncia a todos los derechos de autor y derechos conexos de este contenido.

My name is Julia, I'm the Pirate in the European Parliament.

I'm fighting to make copyright in the EU unified, progressive and fit for the future. Will you join me?

One comment

  1. 1
    Rafael García

    Gracias Julia por preocuparte desde Europa por los españoles y nuestros derechos :D cuanta gente como tu hace falta en el mundo.

    Un saludo